Tres Tapas muy Típicas – Feria de Sevilla

 Los orígenes de la Feria de Abril se encuentran en el 1846 cuando Narciso Bonaplata (catalán) y José María de Ybarra (vasco) solicitan al Cabildo Municipal autorización para celebrar una feria de ganado anual durante los días 19, 20 y 21 de Abril.

Viendo el éxito obtenido,  el Ayuntamiento se vio obligado a ir ampliando el lugar de celebración y la publicidad de la ocasión. En 1890 es editado el primer cartel oficial anunciador de la feria y en 1910 se difunden folletos divulgativos.

El año 1914,  los tres días se convierten en cinco, la añadidura del sexto día de feria se produciría en 1952.

 Las Casetas

En los primeros tiempos de la feria, al estar relacionada con la venta de ganado, las casetas eran el equivalente a un establo.

En  año 1849 el Ayuntamiento montó la primera caseta tal como se entiende el término ahora. Su estilo era el de una tienda de campaña, con la intención de vigilar y mantener el orden público, que cambió al poco tiempo debido al ambiente festivo que allí existía.

 Un año después se colocaron otras casetas con diversos elementos de ocio, alimentos y otras utilidades

Los sevillanos que tienen casetas propias, hacen de la caseta un trozo más de su propia vivienda, donde reciben a los distintos grupos de amigos, familiares, e invitados, todos tratados con la misma cordialidad en un ambiente amigable y festivo, donde se les invita a probar las tapas y vinos de la región, al tiempo que se escuchan y bailan sevillanas.

Flamenquines

12 Filetes de lomo de cerdo muy finos

100 Gr., de jamón serrano

Aceite

Sal

Huevo

Pan rallado

Preparación:

Cortamos el jamón en tiritas finas y aplastamos muy bien para que quede fino. Colocamos las tiritas de jamón encima de cada filete y enrollamos cada uno haciendo pequeños cilindros (se utilizan unos palillos en los extremos para mantener la forma). Pasamos por huevo batido y pan rallado y freímos en abundante aceite. Cu ando estén dorados, sacamos y escurrimos el aceite sobrante con ayuda de un papel de cocina.

Adobitos sevillanos

Cazón (u otro pescado a elegir)

Vinagre

Orégano

Ajo machacado

Sal y pimentón

Preparación:

Se corta el cazón en pequeños trozos, y se macera, (se adoba) en un aliño compuesto de vinagre, orégano, ajo machacado, sal y pimentón .

Una vez que ha cogido la maceración, 24 horas, se pasa por harina y se fríe en abundante aceite de oliva.

Salmorejo

1 Kilo de pan del día anterior

1 Vaso de aceite de oliva

3/4 Kilo de tomates maduros

2 Dientes de ajo

1 Copita de vinagre de vino

Sal al gusto

Preparación:

Remojamos en agua el pan exprimiendo posteriormente el agua sobrante.

Añadimos en el vaso de la batidora el aceite, el pan, los tomates pelados (habitualmente se escalfan para facilitar su pelado), los ajos pelados, el vinagre y la sal. Batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea. Si se prefiere una textura más fina, pasar por el chino. Añadir agua muy fría hasta conseguir la textura deseada y rectificar de sal.

Servir en plato sopero, tazas de consomé, o cucharas en el caso de tapa (ver foto). Se puede acompañar, como el gazpacho, con tropezones, lo mas típico: huevos duros cortados en daditos y taquitos de jamón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: